AnimeNekketsu

Caballeros del Zodiaco de Netflix, lo que pudo ser y no fue.

Caballeros del Zodiaco en Netflix

Todo aquel que me conoce sabe que en mí top diez de manga está la obra cumbre del mangaka Masami Kurumada, Saint Seiya. Hoy voy a hablar de Caballeros del Zodiaco en Netflix y no necesariamente bien.

Hace ya un tiempo la distribuidora de contenidos está apostando de manera constante por el anime, básicamente por los derechos cuestan cuatro duros y compran las series en packs.  Además de distribuir muchos animes en su plataforma, se ha encargado de producir varias series y hasta crear su propio contenido animado.

Muchos vimos con escepticismo que el gigante norteamericano se encargara de realizar un reboot de la serie que nos ocupa, y no nos faltaba razón, en parte.

Pero, ¿está tan mal la adaptación de Caballeros del Zodiaco de Netflix?

¿Que es Saint Seiya?

Saint Seiya es una serie que trata las aventuras de un grupo de jóvenes, llamados santos, liderados por Seiya, que se encargan de proteger a la reencarnación de la diosa de la guerra griega.

El manga tiene un dibujo muy tosco, en ocasiones sucio y simple y en otras muy dinámico. La obra original queda marcada por el trazo tradicional que ofrece Masami Kurumada. El estilo gráfico del anime tal y como lo conocemos se lo debemos a la reinterpretación de la obra de Kurumada de la mano de Shingo Araki y Michi Himeno, grandes animadores y mejores diseñadores.

Saint seiya es un Nekketsu que  a pesar de la fama que alcanzó en todo el mundo, (sobre todo en Francia, Italia y España) al igual que Kimetsu no Yaiba, no recibió su mismo trato en Japón.

Si bien la serie es considerada mítica por muchos de nosotros, he de reconocer que la adaptación de Toei Animation, a pesar de la impresionante banda sonora del compositor Seiji Yokoyama y del diseño de Araki, no hacen justicia a la genial historia que tiene la obra original. Esto es debido a que la serialización en algunos puntos de la serie se hizo cuasi a la par,  esto hizo que  hubieran incongruencias en el guion y lo más importante fallos argumentales.

Tenemos como ejemplo los dos maestros del caballero del cisne, en la saga de Hades tenemos a Camus y en Santuario a Cristal (debido a la creación del personaje por relleno), el ataque añadido a Milo de escorpio cuando lucha contra el maestro de Shun (que nunca usa desde ese pequeño relleno del anime), o el final de la batalla contra los caballeros negros y la saga de los caballeros de plata, alargada y modificada por el relleno quitándole tensión a la trama principal. Por no hablar de otros fallos como las edades de los jóvenes santos, que según las bases oficiales es de 15 años y en uno de los rellenos de la serie los podemos ver conduciendo un coche.

Con esto quiero decir, el anime original de Saint Seiya no es tan bueno como muchos recordamos, además hay que valorar que Caballeros del Zodiaco de Netflix aporta cosas interesantes al mito creado por el autor original.

Caballeros del Zodiaco de Netflix

Los primeros doce capítulos de esta serie yo los catalogaría como una de cal y una de arena. No voy a entrar en el cambio de sexo de Shun o la cara pintada de Shaina, no me importa que se le cambie el sexo a un personaje, aunque mucha gente exponía que que Shun, el caballero de Andrómeda era un icono LGTBI, y nada más lejos de la realidad el personaje es un Bishōnen (en Japón hay un canon de belleza masculina distinto al español y se basa en belleza cuasi femenina y sensibilidad) todo esto viene debido a varias escenas del anime creadas a modo de fanservice (que están cambiadas con respecto al original) para llegar al publico femenino con este personaje.

¿Cuáles son las partes malas que veo?

Arranca la historia como una confrontación entre un militar y la Fundación Grad de Mitsumasa Kido y todo lo relacionado con los caballeros negros esta unido a esta pelea fratricida.

El humor usado en la serie a veces es insulso, lo atribuyo a que han querido bajar la media de edad y acercar esta serie a todos los públicos, pero la pelea entre Seiya y una tapa de alcantarilla daña la inteligencia.

Aunque los ataques especiales de los personajes están más o menos bien representados, las peleas a distancia parecen que sean de protagonistas de juegos de disparo, no existen colisiones o golpes cuerpo a cuerpo, los ataques se limitan a lanzamiento de bolitas..

Si bien en la segunda parte se sigue casi a rajatabla el guion original del manga, sigue habiendo algunos cambios, supongo que para acortar unos y otros para dar más personalidad a los santos.

Me duele decir esto, pero la traducción al castellano (los subtítulos más bien) tienen muchísimos fallos e incorrecciones y me duele porque no quiero cebarme con una plataforma que apuesta por anime de forma legal.

Y en el torneo Galáctico, si bien si se hubiera realizado de alguna manera algo así en esta época, tendría más sentido como se realiza en la versión de Netflix.

La mayoría de los cambios que veo, fuera de la parte militar y del cambio de la parte de los santos negros (bastante desafortunada) son debido al cambio de público objetivo de la serie.

Saint Seiya fue vetada en España por su contenido «violento y homosexual» en la década del 2000 por una asociación de padres que compró sus derechos (por suerte prescribió y la pudimos ver recortada en Cartoon Network). Sí vemos la serie de Netflix nos damos cuenta que se han eliminado muchas de las escenas originales de la serie caracterizadas por la gran cantidad de sangre.

Se han censurado cosas como el desnudo de Misty y se ha cambiado de sexo a Shun; si nos damos cuenta todas estas medidas rayan en contra de la moral abierta de la plataforma online, aunque en declaraciones, todo bien del nuevo director de la serie

La serie ha tenido dos directores hasta ahora, Yoshiharu Ashino, director de First Squad: The Moment of Truth y D-Grayman Hallow.

La mayoría de los cambios y el tono vienen de su mano, cosa que parece que no acabó de gustar a Netflix, ya que cambiaron de director para la segunda remesa (la más parecida al original). El nuevo director, Tomasz Baginski intentó arreglar el desaguisado y a pesar de no ser perfecto, hizo un trabajo bastante potable. En todo caso me da bastante miedo ya que en mi opinión el guion adaptado ya venía de antes y este hizo cambios como el acortar la parte de los santos de plata.

Antes hablé de el difunto Seiji Yokoyama, para mí uno de los mejores compositores de anime de los 80 que hizo un trabajo impresionante con Saint Seiya, pero en esta nueva versión, el compositor, Yoshihiro Ike, no destaca como destacaba Yokoyama y es una pena ya que es un compositor con un buen hacer, que se ha encargado de bandas sonoras como la de Tiger and Bunny o Ergo Proxy.

Veremos si hubiera una tercera temporada y por donde vira. Ya que ahora que gran parte de la producción ha pasado de Japón a EEUU puede haber destrozos con respecto a la obra original, o eso o darnos la alegría de nuestra vida y mantener el espíritu original.

En todo caso, y para finalizar el articulo os recuerdo una cosa, esta serie está hecha en gran medida para niños, no busquéis peleas con música épica basadas en la obra original, igual que en su momento Saint Seiya Omega, esta serie es un intento de acercar Saint Seiya a los jóvenes de ahora. Comparar con la obra original es estúpido ya que es una influencia y nada más, si te gusta la original no tienes por que insultar esta obra, ya que ambas pueden coexistir.


Fuentes:

  • Texto creado por Juan Carlos Pérez |Textos consultados:Filmafinity, Imdb, Anime News Network,
  • Imágenes propiedad de Shueshia, Toei y Masami Kurumada.

Comment here

No apps configured. Please contact your administrator.